29 marzo 2011

Mig Ucci lanza el primer traje antiradiación de alta costura

Tras el notable éxito del calzoncillos con silenciador del otoño pasado, el excéntrico diseñador de alta costura Mig Ucci, vuelve a sorprendernos para esta temporada ajustándose a las tendencias que nos dicen que, por fin, se acabaron los tonos grises y beis, y que la gama de los turquesa se nos viene encima en un baño de cielo y nubes.

Pero claro, la nube de esta temporada que está allá en el horizonte puede ser radiactiva, y es así como Mig Ucci, atento a las nuevas directrices de la moda, presenta esta innovadora propuesta con la que acapara las miradas de miles de hippies adinerados con el primer traje antirradiación de alta costura.

Así es como este traje, confeccionado en una sola pieza, se atreve al estilismo fetiche, y gana adeptos con esa coqueta bata color marisma, con prácticos bolsillos laterales y cinturón sujetador en depeché lapislázuli, y corbata haciendo juego con tonos oscuros, contrastando así en degradé depeché modé.

Pero en colores, no se queda estancado este joven diseñador que explora la paleta cromática en chancletas de corte minimalista, en tonos de la gama de los marrones de apasionado candor, que parecen pegarle cachetadas a las medias deportivas de color negro, que a su vez las miran como diciendo, “¿Quién ha dejado salir a estas chiruzas trendy gestapo new minnetonka?”.

Otra genialidad es la lograda máscara de tipo “esnórquel” (último grito de la moda en Chechenia), con filtro UV, CGT, ABS, EMINEM, y el gorro coya de pura alpaca peruana que reivindica la lucha social latinoamericana frente al imperialismo.

El paraguas, clásico y atrevido, completa pintorescamente este exquisito traje antiradiación, completamente revestido en una única plancha de plomo de 157 kilos y que ya está a la venta en “Desarmadero de coches del Rolo Clauchetti”, abierto de lunes a viernes de 9 a 20, horario corrido, sábados no, salvo que venga a comprar escombro.

18 marzo 2011

INCREÍBLE: APARECE IMAGEN DE LUCIFER EN EL HUMO DEL REACTOR DE FUKUSHIMA

Mis disculpas, pero otra vez me vi obligado a usar el patentado “titular atrapaboludos” para atraer gente a la página. Lo siento por todos los fantasmeros y fanáticos del misterio apocalíptico, pero muchachos, el diablo no existe, es más, si existe lo reto personalmente a que … ¡AHAAAHAHAHAHHAMMMMM! … ¡no no! ¡salí salí, salí de mi cuerpo! ¡Pusghhhhh! ¡Batáfffff! ¡Obama! ¡aghagahga! ¡pará que pica! ¡ratacatatatatatatatá! ¡ahí no te metás! ¡salí, salí rata!.... ¡¿cuánto?! ¡¿veinte mil y papitas Pringles por un año!?...


Gente, la onda es que Satán si existe, y es un pibe copado, él sabe lo que se necesita para hacer de este un mundo mejor. ¡Convertíos ya! ¡Inscripciones abiertas! Nos encontramos el lunes que viene, a la medianoche en la casa de Linda Blair para sacrificar una cabra negra, o si no conseguimos, hacemos un asadito nomás, que es como sacrificar una vaca. Avisen por Facebutt los que van ¡no falten che!...lleven ensalada y vasos.

Bueno, siguiendo con lo que decía, la cosa es que cuando me enteré de todo esto del terratrémol en Japón, la verdad que agradecí ser un hombre de Fe. Yo tengo mucha Fe. También tengo muchas deudas. Y también tengo mucho olor a pata. Pero sobre todo, tengo mucha fe. Es por eso que a lo largo de mi vida fui devoto de muchas religiones: Judaísmo, Evangelismo, Hinduísmo, Submarinismo, Adventismo, Automovilismo, Karate Do, Budismo, Chamanismo, Peronismo, Autismo, Ausentismo, Cristianismo, Paganismo, Travestismo, Zoroastrismo y últimamente le canto alabanzas y mantras a un lavarropas viejo que hay en casa. También me dediqué al Catolicismo, aunque lo dejé cuando el Papa

Ratzinger me excomulgó de la Iglesia en dos ocasiones no consecutivas: una porque fui a misa con un cartel que decía “¡Papa Matzinger fulmina a Megatrón con tu puño cohete”; y la otra cuando me presenté en el Encuentro Mundial de Jóvenes Benedictinos para que me bendiga un calzoncillo manchado con caca que tenía la imagen de Martín Palermo.

Pero bueno, no nos vayamos por las ramas que acá la cosa iba por el tema del terremoto que deschavetó la central nuclear. Y la cosa es que no comparto la visión de los catastrofistas que dicen que va a volar todo a la mierda y vamos a tener radiación hasta en la sopa ¡no señor! ¡yo tengo fe! ¡Sobre todo en la responsabilidad empresaria de la Tokyo Electric Power Co. (TEPCO), que jamás antepondría sus intereses económicos a la seguridad de la planta!

Así que por ese motivo, dejémonos de hacer conjeturas infundadas, y busquemos la palabra de los que saben, de la madre ciencia, fuente de sabiduría y verdad, que escupe y orina sobre las habladurías de la religión. Para eso, contacté con el Dr. Bakuro Puchachagui Matsumoto, titular de la cátedra de Física Nuclear de la Universidad de Tokyo, con quien no pude establecer comunicación, ya que parece que el Doctor Matsumoto, se tomó unas repentinas vacaciones con su familia en la Antártida y abrazó la Cienciología.

Así que ya sin la palabra de la ciencia, recurrí a los otros dos japonenes que conozco, Tararira y Takahara, los dos prometedores actores japoneses que colaboran en las producciones cinematográficas de Con V de Mondiola, quienes aseguran “Etimado Mig San, no sabemo que pasalá con la central nucleal, si eplotalá o no, pelo nosotlos etamo litos pa atajal la ladiación apena salga ¡viva Japón calajo!”.

Si, vos reíte. ¿Pero sabés por qué pasan estas cosas? Porque mordimos la fruta prohibida.¡Estamos jugando a ser Dios, y ahora soportamos la ira del Altísimo!

01 marzo 2011

UN VIDEAZO DE COLECCIÓN: LA CONFESIÓN DEL ENANO TERRORISTA

Corría el 2007 o por ahí en una Argentina que limitaba con Brasil, Chile, Bolivia, Paraguay y Uruguay. Hermes Binner gobernaba en la provincia de Santa Fe, la cumbia villera dinamitaba el pensamiento abstracto y Huracán había perdido 2 a 1 contra Banfield. También hubo tormenta el día anterior, pero después salió el sol, metáfora climática quizá de la acción torpe de estos dos ridículos, que a la hora de la siesta y en la pausa de la jornada laboral, cometían semejantes atropellos contra la cultura general, intentando “cambiar el mundo” con el arte, como John y Yoko, como Andy Warhol, como Gadafi, como la hermana de Soledad Pastorutti, esa que mira como pidiendo que le den agua.

Una de esas barbaridades de la hora de la siesta en el patio de mi casa, quedó registrada en este insulto al cine, filmado con escasísimos recursos y ninguna idea, en el cual estos dos estúpidos intentan generar conciencia social con una escena de fuerte contenido sociopolítico en lenguaje cinematográfico, logrando un resultado tan pelotudo, que sorprendente por su autenticidad y diáfano mensaje. Una escena fuerte, que nos hace pensar, que la imagen no es nada, pero mirá que pedazo de chaqueta morada que tenía puesta ese día.

FICHA TÉCNICA DE “LA CONFESIÓN DEL ENANO TERRORISTA”

Enano Terrorista: Eduardo “Enano” Morandín

Policía pseudoGestapo: MIG

Guardia de seguridad perro marrón: Pampa

Guardia de seguridad perrito negro: Patán

Dirección: El piojo López.

Nota: como el enano apenas si sabe leer, no se le entiende bien el monólogo, así que lo escribo acá, para que entiendan mejor la película.

“Soy un comepiojos y siempre lo he sido. Me gustan tanto los piojos que me casé con uno. Se llama Roberto y no le gusta el Nopucid y le tiene miedo al bwibeiebe. No tengo miedo y puedo demostrarlo, por eso me paso Nopucid en los testículos, porque Nopucid no me irrita la piel. También me gusta comer la caca. Junto caca de la calle, y la hago bolitas… para comerla de noche. Soy un idiota, y quiero irme a casa a hacer el amor con mi piojo.” video